viernes, 4 de septiembre de 2009

AHLAAM , Sueños

La película trata de los horrores de la guerra y lo hace mostrándonos como se desgarra la vida de tres seres humanos que sin quererlo se ven inmersos en ella. Una es Ahlaam, joven estudiante que vive esperando el momento de su matrimonio con el hombre que ama y ve como se lo arrancan el mismo día de la boda los seguidores del régimen. El segundo es Ali, un soldado iraquí que al tratar de salvar a su compañero herido por las bombas americanas, es tomado por un desertor. Y el tercero es el médico del psiquiátrico dónde al final terminan llevando a los dos personajes anteriores.

Cuando Estados Unidos bombardea Bagdad estas tres víctimas de la guerra se encuentran solas en el hospital, desconcertadas y tratando de despertar de una pesadilla. Los tres se verán obligados a deambular por las calles de la ciudad mientras esta está siendo “liberada” por los americanos.

Me asombran las distintas formas que tienen el cine iraquí y el occidental de tratar la guerra de Irak, y que sin embargo lleguen a la misma conclusión o mensaje: el no a la guerra. Así es, desde luego, en el reciente film “En el valle de Ellah” y desde luego lo es en “Ahlaam”.

Personalmente, visionar esta película me ha hecho pensar en lo afortunados que somos los españoles de mi generación que no hemos vivido una guerra (mis padres, por ejemplo, vivieron la Guerra Civil), apenas hemos vivido la Dictadura, estamos en una sociedad democrática y de bienestar, y encima tenemos la suerte de tener trabajo.

¿De qué podemos quejarnos nosotros que vivimos en un paraíso en comparación con esta pobre gente que tiene que soportar la guerra y todas las desgracias que conlleva?

No hay comentarios:

Publicar un comentario