viernes, 4 de septiembre de 2009

El intercambio, de Clint Eastwood, Changelling

Drama con suspense como le gustan a Eastwood, tratando temas también habituales en su filmografía, como el funcionamiento de la justicia, muchas veces erróneo, los asesinos en serie, las mujeres luchadoras y con carácter…

Jolie es una supervisora de telefonistas, madre soltera, que tiene a su hijo como principal motivación en la vida. El hijo desaparece y la policía quiere realizar “el intercambio”, es decir, pretende hacer pensar a la madre y a la ciudad en general que el hijo perdido ha aparecido cuando resulta que no es cierto, sino que el que aparece es otro niño, un diablillo de los de aúpa que jura y perjura que la Jolie es su madre.

A partir de ahí la madre intentará luchar contra una policía preocupada más por la prensa que por la justicia y el cumplimiento del deber y que además está corrupta y manda a cualquier mujer a un centro siquiátrico de película de terror en el momento en que le lleva la contraria.

Cuando parece que todo está perdido y la protagonista va a acabar loca, loca, otro niño es la llave de la esperanza al confesar al “policía bueno” los crímenes de otros niños en los que ha colaborado con su raptor, o sea, el sicópata.

Previamente, el pastor Malkovich ha intentado echar un cable a la Jolie a través de su programa radiofónico en el que denuncia la corrupción de la policía de Los Angeles.

Básicamente esta sería la película, pero no sería justo no decir que su duración no se hace excesiva, sino que el cine de Eastwood engancha desde el primer momento y te mantiene en vilo hasta el final. Tiene además guiños tan propios de su director que no es recomendable perdérsela

1 comentario:

  1. esta peli es muyyy buena, la recomiendo totalmente, y la jolie hace un papelon

    ResponderEliminar