jueves, 3 de septiembre de 2009

NO BASTA UNA VIDA. SATURNO CONTRO

Película que toca la fibra de los sentimientos y en la que se te caen las lágrimas en un par de ocasiones.

¿Quién dice que el cine actual son todo bombas, coches rapidísimos que se estrellan en las persecuciones, James Bond bebiendo ginebra o vodka con martini y el Rambo de turno atrapado en un túnel?
No amigos, esta película es actual y habla de cosas que últimamente quieren dejar de estar de actualidad.

Da igual que la pareja sea hombre con hombre, la película habla del amor, y también de la amistad, de tu grupo de amigos con el que compartes momentos y confesiones que no compartes con nadie más.
Y va, y resulta que tu mejor amigo se muere, así de repente, tan lleno de vida y que está llenando la tuya.
Y entonces el panoli de turno, o sea Carmelo, se echa un lloro porque las escenas te llegan y no se puede aguantar tanto sufrimiento aunque sea en pantalla. Y Davide está a punto del suicidio, pero al final opta por la vida, y con otro amigo se pone a jugar al pin-pong. Las cosas más pequeñas y más insignificantes nos devuelven otra vez al mundo, a un mundo que parecía que se acababa.

Excelente película ambientada en una Italia moderna, actual, y hablando de sentimientos que se tienen desde la época romana. El amor no es algo de hace tanto tiempo, seguro que en el 2030 vuelven a seducirnos con historias como ésta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario