viernes, 4 de septiembre de 2009

Siete mesas de billar francés

La figura del padre marca esta película de principio a fin, el padre ausente, que es el abuelo ausente, que es el amante ausente, el amigo ausente, el jefe ausente. Y es que este personaje ha influido decisivamente en todos los demás personajes de esta película, los que siguen vivos y tienen que enfrentarse a su desaparición.

Ángela parece tener la misma fuerza que su padre, nos enteramos al final que jugando al billar es tan buena o mejor que él; su marido la está engañando y tiene una doble vida. Impresionante es la escena en que Ángela (una sobresaliente Maribel Verdú) rompe las fotos de su padre en señal de liberarse definitivamente de su influencia, es más, yo diría que es la escena más emotiva de la película.

Charo (inmensa Blanca Portillo) ha amado a Leo y casi se vislumbra que con sumisión, aceptándolo todo, lo cual le ha creado una insatisfacción a nivel sicológico, que le hace estar siempre con ira, siempre dispuesta al enfrentamiento verbal con todos, con su madre, con el amigo de Leo que la quiere, etc, etc.

Y el amigo de Leo, el gran capitán del equipo de billar, ha estado esperando siempre, porque ha respetado a su amigo, y nunca le hubiera quitado a su mujer, Charo. Si hay un personaje que signifique la paciencia, la prudencia y el ser buena gente, sin duda es éste.

Luego, hay otros personajes riquísimos, como el de Raúl Arevalo (gran actor, con un futuro que dará que hablar), joven sobrino de uno de los componentes del equipo, que termina entrando en éste y que inicia una relación con la empleada latina de los billares.

En cuánto a escenas, las hay buenísimas, como la de Blanca Portillo yendo a cenar sola al restaurante al que le invita el difunto, y el lío posterior con el camarero oriental.

Duelo interpretativo lo hay entre Verdú y Portillo, y sería difícil decir cuál está mejor, de hecho ambas obtuvieron sus correspondientes premiosUna vez más, la sombra de Querejeta está detrás de una gran película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario