viernes, 2 de octubre de 2009

El póker de la muerte



En “El póker de la muerte”, Hathaway mezcla los géneros del western y del suspense.

En Rincón se celebra una partida de cartas y uno de los jugadores, forastero, hace trampas, por lo que es ahorcado por los demás intervinientes, dirigidos por un joven que es el inductor al linchamiento, Roddy McDowell y con la única oposición del papel que interpreta Dean Martín.

Posteriormente todos los participantes en esa partida van apareciendo asesinados.
Ello coincide con la llegada al pueblo de un reverendo, interpretado por Robert Mitchum, que maneja las armas demasiado bien.

Se plantea en esta película el tema de la venganza y el de tomarse la justicia de forma individual. Mitchum resultará ser el hermano del jugador ahorcado y se “apoyará” de manera equivocada en el joven cabecilla que organizó el asesinato de su familiar.

Dean Martín es el que descubre al justiciero vengador y el que acabará con él en una escena final bastante acertada.

Mitchum hace un papel similar al realizado en “El cabo del terror” y Martín es el jugador profesional de buen fondo que se convierte en el bueno de la película.
Además es el seductor del film, ya que tiene detrás de él a dos mujeres, una joven y otra más madurita dueña de la barbería.

Película que se ve con interés, y que mantiene un buen ritmo hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario