lunes, 2 de noviembre de 2009

El secreto de sus ojos, firme apuesta de Argentina para los Goya



Un caso policial marca los 25 últimos años de la vida de un hombre. Se trata de Benjamín Esposito, un funcionario de un juzgado penal argentino que ha trabajado de cerca en la causa Morales y que se involucrará en ella personalmente hasta límites peligrosos.
Cuenta con la ayuda de su amigo y compañero de trabajo, Sandoval y de su jefa, Irene, de la que está enamorado.

Nos vamos cambiando de tiempo.

Primero estamos en 1974, fecha en la que tiene lugar el asesinato y violación de una hermosa mujer recién casada. Espósito participa por su trabajo en las diligencias del crimen, pero es archivado y aún así él seguirá investigando, porque ha conocido a Morales, el marido de la joven violada y siente una gran pena por él conmovido por su gran amor.
El asesinato marcará la vida de estos dos hombres, ambos saben quién es el asesino, pero éste está protegido por el sistema penal argentino que lo utiliza en labores policiales
Espósito y Sandoval han emprendido una búsqueda de este violador siendo capaces de ir a un campo de fútbol para detenerle, y, sin embargo, es un hombre que está libre dado el amparo que el entramado judicial le brinda.

Después, en la actualidad, cuando Espósito ya se ha jubilado, decide escribir una novela sobre este turbio asunto, y eso le llevará a recomponer algunos eslabones de la cadena, sobre todo, después de visitar a un retirado Morales en una finca rural. Allí descubrirá el terrible desenlace del episodio que ha marcado su vida desde hace tanto tiempo.

La película nos adentra en el mundo de los juzgados, de los “doctores” o jueces, de los empleados penales de menor nivel, de las rencillas o distintos criterios que utilizan uno u otro auxiliares de la justicia.

También se habla de la amistad, como la que existe entre Sandoval y Benjamín, de cómo este último le recoge cuando el primero se emborracha y lo disculpa ante su mujer.

Y el amor es el plato fuerte. Benjamín ama a su jefa, Irene, pero parece que no es correspondido. Es un amor complicado, latente, pero no manifestado por parte de ella.

Con el paso de los años, el asunto Morales volverá a unirlos al evocarles momentos de una vida en común, en el aspecto profesional, pero también en el emotivo.

Gran película del cine argentino, basada en una novela de Eduardo Sacheri, con unos actores a un excelente nivel, estupendo Ricardo Darín, con una trama de gran interés y con un final impactante y que además te hace pensar en temas de más amplio calado social, como el funcionamiento del aparato judicial, la conveniencia o no de la pena de muerte, el cumplimiento de las condenas o el deseo que tienen muchos ciudadanos de tomarse la justicia por su cuenta.

8 comentarios:

  1. joer tio si cuentas las peliculas no vamos a ir nadie a verlas!!!!! me gusta el blog a pesar de que nos chafas el argumento juas juas

    ResponderEliminar
  2. Con tan buenas descripciones como las tuyas se hace dificil eligir que pélicula ver....
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Stewi, tengo en cuenta tu comentario. De hecho, yo también me estaba planteando no contar demasiado del argumento en mis próximas entradas. Mira la de la Celda 211, a ver si te gusta más esta línea.
    No obstante, he de decirte que mi intención no es llenar las salas de cine, sino simplemente contar las sensaciones que me produce una pelicula y para eso a veces necesito contar parte del argumento porque si no nadie lo entenderia.
    Gracias por tus comentarios y te animo a que hagas mas. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Tío el blog debe ser lo que su creador quiera hombre!!
    Y al que no le guste que no entre.
    Y Sigo diciendo que este blog es de 10.

    ResponderEliminar
  5. Peliculón, jugón, peliculón. Una de las dos mejores peliculas del año junto a Malditos Bastardos.

    ResponderEliminar
  6. Una gran película que me recuerda, en muchos momentos, a esa otra gran obra que es Tiempo de Valientes.

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar