Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

Delitos y faltas, un maduro Allen

Imagen
El cartel de esta película es sumamente aclaratorio. En él podemos ver a Martín Landau (Judath) y a Woody Allen (Cliff) en la escena final, tomándose unas copas y contándose parte de sus penas. Y digo que es aclaratorio porque estos dos personajes son los protagonistas de la historia, ganador y perdedor juntos al final expresándose sus propias miserias con la excusa de dar una idea para un guión de una película.

La línea argumental de Delitos y Faltas se sustenta en las experiencias vitales de Judath y Cliff. El primero es un oftalmólogo de prestigio que ha tenido una amante de la que está harto y ante las amenazas de chantaje de ella decide quitársela de en medio, así, literalmente. Cliff, en cambio, está también harto de su matrimonio, y en general, de su vida, conoce a Halley (Mía Farrow) por la que siente un fuerte deseo pero no llega nunca a consumar nada con ella, entre otras cosas porque ésta prefiere enzarzarse con Lester, el triunfador cuñado de Cliff.

Mientras que Judath opta …

Zelig, camaleónico y sobresaliente Woody Allen

Imagen
Sin palabras me he quedado después de ver Zelig, bueno, sólo una palabra: genial.

Hasta ahora pensaba que Annie Hall era lo mejor de este director, pero no, veo que no, y seguramente, conforme vaya avanzando el ciclo que estoy viendo de él, me llevaré más gratas sorpresas. De momento, hoy, me quedo con Zelig.

Excelente, brillante, original, divertida, irónica, inteligente, todos estos adjetivos son pocos para definir Zelig. Es, simplemente, una de las mejores películas que he visto. Así de claro, así de sencillo.

Algunos pueden pensar que exagero, pero yo creo que no. La propuesta del clarinetista, del judío, del neoyorquino, del genial Woody Allen, es atrevida e impactante, tanto visualmente como a través de un guión plagado de picardía. Allen simplemente habla de lo que quiere hablar, de sus temas preferidos, y encima lo hace con gracia, sin extenderse mucho en la duración, y dejándonos boquiabiertos, asombrados, admirados.

Esta historia inverosímil le sirve para crear un falso document…

Recuerdos, Stardust memories, Woody Allen

En 1980, Woody habla de sí mismo, de sus películas, de su trayectoria cinematográfica y de sus relaciones amorosas y hace una defensa del creador como tal, de cualquier disciplina, puesto en conexión con sus fans, que le acosan, le adulan, o le critican.
Stardust es una película rara en cuanto a su forma pero sencilla en lo que cuenta: es Allen hablando de Allen.

Si he de quedarme con alguna escena que me guste de Recuerdos, me quedo con la de Allen (Sandy, director de cine) preguntándole a unos extraterrestres cuál es su sentido en el mundo. “Tú, haz películas. Y nos gustan más las cómicas”, le dicen.
Parece que el director recurre a una voz superior, a un ente que tenga la posesión de la verdad abrumado por tantas opiniones que hay sobre su cine. “Éstos me darán la solución”, parece pensar Allen.

La peli empieza con Woody en el interior de un tren viejo con personas con rostros horribles o digamos poco agraciados, y en paralelo un tren con gente maja, mas divertida, con mujeres más bell…

El otro señor Klein, suplantación de identidad

Imagen
En 1976 Joseph Losey dirige Mr. Klein, producida por Alain Delon, que también la interpreta, obteniendo varios premios César, uno de ellos el de mejor película.

Tratando el tema de la suplantación de identidad, nos introduce en una historia oscura ambientada en la Francia de 1942, en una época en la que muchos judíos vendían sus obras de valor a bajo coste acuciados por la necesidad y ante el temor de ser deportados a los campos de concentración nazis.

Mr. Klein, Alain Delon, comercia con muchos judíos pagándoles poco dinero por sus cuadros u otros objetos y enriqueciéndose a su costa.

Y así comienza la película, con un Alain Delon guapo, elegante, frío, con una bata de estar por casa que denota su riqueza, con la amante en la cama esperándole, mientras él se niega a pagar 600 luises por un cuadro de un gentil hombre holandés que un judío le vende. Mr. Klein sólo le ofrece 300 ante la desesperación de ese hombre que lo heredó de sus abuelos. Al final la venta se hace por ese precio y…

ANNIE HALL

Imagen
De las que he visto hasta ahora de Allen, me parece la mejor. En esta película de 1977 el director sí que conserva la frescura propia de sus primeros largometrajes y a la vez introduce un tratamiento más intimista de sus personajes, lo que dota a Annie Hall de un mayor empaque. El guión es fabuloso, premiado con el Oscar. Y los recursos cinematográficos son más originales. Allen empieza a experimentar formatos nuevos en cuanto a las escenas, me refiero a introducir conversaciones del protagonista Alvy con la gente de la calle haciéndoles partícipes de sus reflexiones o el hecho de hablar con el público en medio de un diálogo, como pidiendo una participación de los espectadores, técnicas que por cierto ha vuelto a emplear, por ej, en Si la cosa funciona. O también a mezclar los tiempos y los espacios retrocediendo a su antojo para mostrar su infancia o la vida de sus padres.
Resulta muy original, por ej, que el Alvy adulto se siente en el pupitre que ocupaba el Alvy niño y conteste a su…

Manhattan, de Woody Allen

Desarrollada en el corazón de Nueva York en los ambientes, lugares, bares en los que se movía Allen por aquella época, 1979, Manhattan, en un perfecto blanco y negro, con música de Gershwin, nos deja en el aire la pregunta: ¿Esperarán Isaac y Tracy 6 meses?
Ambos buscan el amor verdadero, el amor que dure toda una vida, pero ella tiene que irse a Londres por medio año. ¿Se esperarán mutuamente? Diríamos que sí.

Woody Allen se desenvuelve de maravilla en el tema de las relaciones personales, de las relaciones de pareja. Y lo demuestra aquí contándonos una historia que puede parecer enrevesada, quizá en 1979 más que ahora, pero que es simple. Les cuento

Dos amigos, Isaac y Yale, con 2 relaciones en curso, que se enamoran de la misma mujer, Mary. Ella se decide por Yale y entonces Isaac se da cuenta de que su verdadero amor es Tracy, la joven con la que tenía una relación

En definitiva, varios personajes en busca del amor, 2 amigos, 2 mujeres.

Pero Manhattan da juego para más. Porque afronta …

"De todo un poco", un libro de cómics que es como una comedia.

Imagen
Seguro que se podrían sacar muy buenos guiones para el cine del libro de cómics de José Antonio Bernal, humorista gráfico aragonés, que ha colaborado, por ejemplo, en el diario EQUIPO, y que actualmente, entre otras cosas, trabaja en El Jueves.

Estuve el otro día en la presentación de su libro "De todo un poco" y me divertí mucho, tanto por los presentadores como por la gracia que tiene Bernal al dirigirse al público, y más, si cuenta con la ayuda de algún asistente que le hace preguntas del tipo: "¿Has hecho algo serio alguna vez?"

Claro, me compré el libro en cuestión y me he reído muchísimo y lo digo en serio, y no sólo porque todo el mundo te dice que el "tío" es un gran dibujante.

Bernal se mete con todo cristo en plan humorístico, con los jugadores de fútbol que cobran millonadas, con los partidos políticos que se hunden y sacan un trozo de cabeza por encima del agua, con la Fórmula I, con el locutor de la fórmula I (es tremenda 1 de las viñetas en que…

Million dollar baby, by Clint Eastwood

Al principio he pensado que esta sería una película más de boxeo, pero, claro, ahora lo entiendo, Clint Eastwood no podía hacer algo tan simple. Y Million Dollar Baby no hubiera sido considerada la mejor película de 2004 por la Academia de las Artes americana.

La meteórica carrera de Maggie parece no tener límite. Gana a casi todas sus contrincantes en el primer asalto. Es una chica con una fe ciega, con una fuerza de voluntad descomunal, con una capacidad de trabajo ilimitada. Y esto es lo que le gusta a Frankie Dunn (Clint Eastwood), por eso, a regañadientes, terminará siendo su manager. Luego, la llamará “Mi amor” y estará siempre con ella, nunca la abandonará, hasta que ella quiera que la abandone, y aún así, pasará el resto de sus días en ese restaurante donde hacen ese estupendo pastel de limón que tanto les gusta a ambos.

Million Dollar Baby, como digo, no es una película más de boxeo, ni siquiera sé ya si es una peli de boxeo o más bien es una película que trata del amor y de la…

Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar

Imagen
No, esto no es una guía informativa sobre sexualidad, más bien se trata de ridiculizar algunos tabús que siempre ha habido sobre el sexo.

Eso hace Woody Allen en esta película de título tan largo como acertado.

La divide en siete capítulos, que se convierten en sketches, sobre los afrodisíacos, la sodomía, los travestís, la frigidez, la perversión, los experimentos sobre sexualidad y la eyaculación.

Resumiendo un poco cada capítulo, en los afrodisíacos, Allen es un bufón que utiliza un bebedizo para conquistar a la reina, pero hubiera hecho mejor en ser más hábil para encontrar la llave de su cinturón de castidad. En sodomía, un médico de cabecera se enamora perdidamente de una oveja. Los travestís cuenta que a un hombre le gusta vestirse de mujer sin ser homosexual. En la frigidez, Woody tiene una mujer que sólo llega al orgasmo en público. La perversión es un concurso de TV en el que participan un señor que le gusta exhibirse en el metro y un fetichista. Los experimentos sobre sexu…

Toma el dinero y corre, Take the money and run, golpes geniales

¿A quién se le ocurriría robar un banco poniéndole una nota al bancario en la que no se entiende si pone revólver o recólver? ¿ y a quien se le ocurría además discutirlo con ese operario? y ¿a quien se le ocurriría consultarlo con el director del banco y con su secretaria y con todos los empleados? No podía ser a otro que a él, a Woody Allen.

Su primera película, Toma el dinero y corre, Take the Money and run, es así. El lo hace todo, o casi todo, director, guionista y actor y, ya saben, te ríes sólo con verle.

Mi padre y los hombres de su generación dirían que esta peli es una “sosada”. Pero, chicos, ¡que sosada!, literalmente te partes.

Virgil Starkwell, que así se llama su personaje, es un ladrón de poca monta, ¿qué digo de poca monta? es un ladrón incompetente, nefasto. Ya lo dicen sus padres cuando son entrevistados: Es un gamberro, intentamos enseñarle a creer en Dios, pero nada…Por cierto, sus padres aparecen disfrazados con una careta con bigote y gafas, porque “no pueden soport…

Invictus, Mandela une a Sudáfrica con el rugby

Imagen
Clint Eastwood aborda un acontecimiento deportivo histórico en la película Invictus: el Campeonato del Mundo de Rugby celebrado en Sudáfrica en 1995. Y se centra sobre todo en la final Sudáfrica-Nueva Zelanda, o lo que es lo mismo, Springbok contra All blacks.




Mandela llega a la presidencia en 1994 y consciente de lo que representa el equipo de rugby nacional, los Springbok, que tradicionalmente habían sido apoyados por la población dominadora blanca y rechazados por los negros, se propone ganar ese campeonato para unir a todo el pueblo en torno al equipo y formar un sentimiento nacional de país. Y lo consigue.


Este hombre que estuvo veintitantos años preso por luchar en contra del apartheid en Sudáfrica, que llegó a Presidente y que es considerado como uno de los mejores políticos del siglo XX obró el milagro de evitar una guerra civil a través del rugby.


Apoyándose en este partido, que se ha considerado incluso como el nacimiento de una nación y el final del apartheid, Eastwood fir…