jueves, 11 de noviembre de 2010

La red social, película sobre el facebook y su creador, Mark Zuckerberg



Película sobre el proceso de creación de Facebook, dirigida por David Fincher, en la que está siempre presente la sospecha de la vulneración, por parte de Mark Zuckerberg, su creador oficial, de los derechos de propiedad intelectual de sus compañeros en la Universidad de Harvard, Divya Narendra, Cameron y Tyler Winklevoss, que lo denunciaron argumentando que lo contrataron para que acabase el código de su sitio de Internet, ConnectU, y Zuckerberg les birló la idea.

Sea como fuese, el caso es que hoy en día Mark Zuckerberg es uno de los millonarios más jóvenes del mundo, eso sí, después de varias demandas judiciales y de llegar a acuerdos de confidencialidad de mucha pasta con algunos de sus excompañeros.

La película comienza con una conversación entre Mark y su amiga Erica y ahí ya vemos por dónde va la personalidad del fundador de facebook, un tío frío, que habla de dos cosas al mismo tiempo, y cuyo objetivo es triunfar a toda costa. Mark y Erica discuten y Zuckerberg esa noche, con la cerveza en la mesa del ordenador, decide escribir en su blog que la chica es una “zorra”, meterse con el tamaño de sus tetas y humillarla. Y además crea una web con las fotos de las chicas de la Universidad en la que la gente puede opinar y elegir a la más guapa.

Todo se sucede muy deprisa y esta idea de hacer una web dónde la gente pueda tener su perfil y relacionarse, se irá perfeccionando en la cabeza de Mark Zuckerberg hasta la fundación de Facebook, la red social más conocida del planeta. El contará con la ayuda, ante todo, de su compañero Eduardo Saverin, quien pondrá el dinero inicial necesario para plasmar las ideas de Mark.

Siempre con excesos en las fiestas y el alcohol, estos jóvenes van avanzando en su red social y ampliando contactos, personales y económicos. Conocerán al creador de Napster, Sean Parker, que ampliará el negocio a otros continentes, pero que se presenta como una persona conflictiva, con problemas con las drogas.

Hay también una traición de Zuckerberg a su amigo Saverin, al que rebaja casi al 0 por ciento su participación en facebook, y lógicamente la correspondiente demanda de éste último.

Vemos, pues, que para hacer muchos amigos hay que ganarse algunos enemigos, lo cuál parece convertirse en el lema de “La red social”.

A mí la película se me ha pasado rápido y le he cogido cierta manía a estos jóvenes talentosos, cerebritos programadores, pero con mucho menos cerebro en su vida personal. Sólo Erica y la abogada parecen tener el valor para decirle a Zuckerberg que es un gilipollas, o que si no lo es, lo hace muy bien. Yo he pensado lo mismo mucho tiempo viendo La red social, justo hasta el final, cuando Mark intenta hacer un uso del Facebook acorde con su concepción original: hacer amigos y agregar chicas; dando por hecho que todo ello le proporcionará un montón de millones de dólares.

2 comentarios:

  1. Zuckerberg fué como decimos en Anobium un poco farsante.

    La idea no es el valor de FB ni la forma de conseguir 500.000.000 de amigos. No copio.

    De una idea pueden salir muchos diferentes proyectos, Mac y Windows, es lo mismo y ahora poco tienen que ver.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post, carmelo, y la peli parece buena, pero me temo que si la veo, me iban a dar mas asco del que me dan a los "jóvenes talentosos, cerebritos programadores, pero con mucho menos cerebro en su vida personal" como tu les llamas, yo les llamo gilis... jeje

    Pero el post esta muy bien, pero que yo no la vere, xdxd

    ResponderEliminar