miércoles, 2 de noviembre de 2011

Mientras duermes, Luis Tosar se mete debajo de tu cama


Normalmente las películas de pocos personajes y en sitios cerrados me suelen gustar mucho.

Si además metemos un sicópata, frío y calculador, que se justifica constantemente a sí mismo basándose en su infelicidad, la cosa va bien.

Si la escena inicial ya te parece buena, mejor aún.

Y si apenas calculas el tiempo que llevas de visión, todo debe de marchar estupendamente.

Un gran actor, sobradamente reconocido, como Luis Tosar, vuelve a rayar a una gran altura en Mientras duermes, que reúne muchas virtudes.

El portero César es un tipo que nos va cayendo cada vez peor y utilizamos la coletilla de ¡qué cabrón! a lo largo del desarrollo de la historia. Más que nada porque terminamos pensando en nuestro portero, o si en nuestra casa hay portero, o portera. ¿Será capaz nuestro portero de hacer eso?

La idea de que alguien esté debajo de nuestra cama por la noche aterra, y de que nos controle la vida y encima nos dé sonriente los buenos días.

La crueldad humana de César es la antítesis de las bondades de su vecina Clara, negativismo, destrucción, contra alegría y luz.

Es aclaratorio en este punto la distinta forma que en la primera escena tienen uno y otra de levantarse.

Mientras duermes va in crescendo, pero sin pausa, enseguida sabemos con quién estamos tratando. Y cuando la niña chantajista le pide un dinero a Tosar, ya sabemos que aquí hay algo oscuro y perverso.

Tener las llaves de todos los pisos de la comunidad es peligroso, tener una vecina guapa y sonriente es peligroso para una persona que es infeliz viendo felicidad a su lado. Si yo soy infeliz, los demás tienen que serlo, y sólo porque así yo me sentiré un poco mejor.

Respecto a los "fallos" que se podrían achacar a Mientras duermes, en mi opinión son todos, digamos, policiales. Dicho de otro modo, la policía en la vida real la suponemos más inteligente.

Y el azar también corre a favor de nuestro César, así que no nos queda más remedio que dar la enhorabuena a esta gran película de terror sicológico de Jaume Balagueró.

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo se trata de una gran película con un protagonista macabro que consigue llevar el suspense al espectador, recomendable.

    ResponderEliminar
  2. Me la apunto!! la verdad es que la temática me llama mucho la atención, y Luis Tosar es un actorazo que no defrauda!

    ResponderEliminar