domingo, 3 de febrero de 2013

Argo, ciencia ficción para salvar una díficil realidad internacional



Si es cierto que la historia que cuenta "Argo" sucedió, más o menos, así, cierto es entonces que el agente Tony Mendez los tenía bien puestos. Porque usar la farsa del rodaje de una película de ciencia ficción para sacar de la embajada canadiense en Irán a unos rehenes, tiene un gran punto de valentía.
Cierto es que a los rehenes no les queda otra salida, o se van o van a por ellos.

Argo es una medida película, "basada" en hechos reales que conmovieron al mundo, y sobre todo, a los americanos, y sobre todo, a Jimmy Carter. El Irán del Ayatolá Homeini pide que EE.UU. le entregue al que ha sido su dirigente de años, el Sha. Y toma la embajada americana en Teherán. La peli mezcla imágenes reales con imágenes de ficción, pero de una forma muy creíble.
 
Unos héroes del espacio que los rehenes terminan conociéndose bien, como se ve en el aeropuerto cuando uno de los rehenes tiene que explicar a la policía iraní cual es el argumento de la supuesta película, serán los héroes que sirvan de válvula de escape a los yankis de un país convulsionado.

El avión terminará despegando con la guardia revolucionaria iraní persiguiéndole. Cuando la azafata dice que ya se puede beber alcohol, la cosa va bien, porque ya se ha abandonado el espacio aéreo iraní.

En fin, a mi me convece la película de Ben Affleck y creo que puede tener bastante chance en los Oscar, ¡ya veremos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario