Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

Amor, de Haneke. A algunos nos gusta sufrir

Imagen
Hay películas que no debieras ver en determinados momentos. Hay películas que ya sabes que vas a llorar viéndolas. Hay películas que, al verlas, vas a pensar en alguién especial, alguien a quien amabas mucho. Y sabes que vas a sufrir. Es casi un acto de masoquismo placentero. Sí, a algunos de nosotros nos encanta sufrir para justificar nuestra vida, y para tener excusas para cometer ciertos pecados. Y sabemos que no hay exusa para el pecado. Amor, de Haneke, es una de las mejores películas que he visto en los últimos meses. Una pareja de abuelos se demuestra su amor en cada momento, y más, desde que ella cae enferma. No recuerdo ya los nombres de los personajes. Pero da igual. Sí sé que Trintignant, el hombre, y Enmmanuelle Riva, la mujer, están inmensos en cada toma. Pero, ¿qué tiene esta película que la hace tan especial y tan grande?
Pues, creo que, aparte de su clara sensibilidad, un tratamiento realista de la enfermedad y de la llegada de la muerte, tan de repente, le da una perf…