domingo, 27 de julio de 2014

El día de la bestia, una joya diabólica del cine español




Alucinante y fantástica película del cine español, "El día de la bestia" logró convencer en 1995 a crítica y público.

Se dice que es el mejor film de su director, Alex de la Iglesia, aunque a mi me gusta también bastante "La comunidad".

La conocida historia de un cura que va a Madrid para encontrarse con el Anticristo tiene, a mi modo de ver, una escena determinante, que es la invocación del demonio. Esa cucaracha que no atraviesa el círculo y ese macho cabrío que se pone a la altura del cura, son básicos, pues a raíz de ahi, es cuando el espectador empieza a pensar que el cura no está tan loco.

¿Comedia o terror? Yo diría que ambas cosas se citan en El día de la bestia. Pero, sobre todo, es ésta una película originalísima y llena de contenidos críticos. Crítica a la televisión y a muchos seres miserables que viven de ella, engañando a cuatro tontos que se creen ciertos programas. Crítica al fanatismo religioso. Crítica al espíritu navideño.

Y todo ello centrado en la capital de España y en sus edificios emblemáticos.

El ritmo es tan rápido como las pocas horas que le quedan al padre Angel para encontrar al demonio. No hay tiempo que perder, por eso todo sucede tan rápido.

Y otro acierto: los personajes secundarios de la película. Terele Pavez, por ejemplo. Jaime Blanch, en una pequeña pero decisiva intervención.

El trío de personajes principales, el padre Angel (el recientemente fallecido Alex Ángulo), Jose María, el heavy drogata que le acompaña y le ayuda (Santiago Segura) y el presentador del programa esotérico, el Profesor Cavan (Armando de Razza) son tres personajes insuperables, que vuelven locos a Madrid el 25 de Diciembre de 1995 y se vuelven locos.

Gran mezcla de visiones casi oníricas con episodios reales hacen que el Padre Ángel termine un poco vencido ante el maligno. Pero ahí estarán sus secuaces para convertir a El día de la bestia en una obra de culto del cine español.

1 comentario:

  1. Estupendas coincidencias, compañero, da gusto recordar esta película con alguien que la "vive" como yo cada vez que la "reveo". Difundo tu blog, ya que es también como difundir el homenaje a Álex. .

    ResponderEliminar