Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Collateral: emociones más fuertes, buscarlas en otra canción

Imagen
Collateral es una película entretenida, en la que el suspense final está muy bien llevado. El espectador, al menos yo, quiere que Max, el taxista, termine con Vincent, el asesino a sueldo. Además el momento del edificio de Justicia, con esa luz apagada, y la chica abogada deslizándose por el suelo para no ser detectada por el asesino, más la escena del metro, son más que tensas, y a esas alturas, ya hemos llegado bastante movidos de nuestros asientos. Ningún reproche en cuanto a su funcionamiento como thriller. Ningún reproche a los actores principales. Jamie Foxx y Tom Cruise. Ningún reproche en cuanto al ritmo, frenético.
Entonces, ¿qué hace que Collateral no llegué al nivel de obra redonda? Creo que el comienzo tiene más expectativas que la sensación que nos deja al final la película. Uno piensa que esta historia podría haber dado más de sí. No sé muy bien el porqué, pero una vez vista crees que le ha faltado algo para que permanezca en tu recuerdo por mucho tiempo.
Michael Mann es…

La noche más hermosa: dudando sobre la fidelidad de tu pareja

Imagen
En La noche más hermosa parece que todos andan buscando la noche más hermosa. Para Luis (Fernando Fernán Gómez) la noche más hermosa es la noche en la que pasa un cometa que volverá 100 años a pasar otra vez. Bibi Andersen mira al cielo porque las mujeres enamoradas lo miran y ella parece estar enamorada de Federico (José Sacristán). Éste anda observando a los que miran al cielo, sobre todo a su mujer, Elena (Victoria Abril). Elena también observa el cielo en busca de la noche más hermosa.
Todo esto ocurre en un plató de televisión donde se rueda una obra sobre Don Juan y en la que Bibi Andersen es Doña Inés. Curioso, sin duda, porque no es que Bibi sea el prototipo de monja, la verdad sea dicha. Pero da igual, tampoco Victoria Abril lo es. Ellas son las auténticas protagonistas del juego, ellas marcan las reglas.
La noche más hermosa es un poco lío. Al principio, a Federico, mientras engaña a su mujer con Bibi Andersen, le surge la duda de si su mujer será como él: infiel. Esto le llev…

El diputado, apuesta valiente de Eloy de la Iglesia en 1978

Imagen
Lo primero que tengo que decir de El Diputado es que me parece una película absolutamente valiente para la época: 1978. También, que refleja muy bien la etapa de la transición, política y socialmente. Hay una sociedad dispuesta a cambiar años de dictadura, pero ¿existe una sociedad tan abierta como para aceptar la homosexualidad, y más aún, la homosexualidad en un político? La respuesta es que no.
Y ahora, en el año 2015, me hago esta pregunta de nuevo. Y me apetece pensar que hoy la respuesta sería sí. De hecho, todos deberíamos asegurarnos de que la respuesta es sí, porque si no volvemos a la falta de libertad social, personal, política, a una dictadura pura y dura, que nos dirá cómo debemos pensar, actuar y vivir. 
Eloy de la Iglesia elige para el Diputado a un actor de moda en ese momento y dispuesto a afrontar papeles difíciles y conflictivos: José Sacristán. Su personaje, Roberto Orbea, se nos muestra en todo momento como un hombre cauto y prudente, totalmente sincero y un poco…

Pulp Fiction, el día que aluciné con Tarantino y Travolta

Imagen
Vuelvo hoy al carmeloblog, blog que realmente he creado yo mismo de principio a fin, casi de casualidad. Y es que me encuentro en la televisión con una película de culto, catalogada como una de las mejores de la historia del cine. Casualmente esta película, Pulp Fiction, es de 1994, año de otra extraordinaria creación como es Cadena perpetúa. ¿Cómo dos películas tan diferentes pueden atesorar una excelente calidad en un año en el que creo que, además, también triunfó Forrest Gump? ¿Qué ocurrió aquel año? ¿Qué clase de milagros acontecieron en la creación cinematográfica? Pues no lo sé. Esta pregunta tendría casi, casi, la misma respuesta que la pregunta que se hace Jules Winfield sobre si salir ileso a las balas en una de las escenas, la de la recuperación del maletín, es un milagro: ninguna.
La vi en 1994, pero en la segunda revisión me quedo tan alucinado con Tarantino como me quedé en la primera parte de Django desencadenado. Y alucinado positivamente claro.
Me ha gustado, me gusta…